Un crucero por el Nilo nos lleva a un recorrido de una belleza única…

En realidad seria más correcto definirlo como: un recorrido por la arteria que marca el pulso de este país milenario.

¿Cómo realizar el viaje?

Una de las formas de navegar por el Nilo es recurrir a las típicas embarcaciones a vela que llevan siglos y siglos recorriendo ese río. Las falúas del Nilo son pequeñas embarcaciones de madera y vela latina que nos llevarán reposadamente, a través de este río cargado de historia. En una falúa típica no tendrás bar, ni piscina, ni lujosos camarotes, pero jamás estarás más cerca de sentir el Nilo, su espíritu.

Eso sí, si lo que buscas es comodidad, tenerlo todo perfectamente preparado y organizado, me temo que la mejor opción será uno de los muchos barcos que hay con todos los amenities y lujos posibles.

Te sugerímos salir desde El Cairo. Este rio de 6,400 km de longitud, ha servido como vía de transporte de vidas y materiales, fundamentales para la economía egipcia desde el tiempo de los tiempos. La navegación y los viajes por este caudal, permiten conocer los templos más bellos, visitar numerosas iglesias y monasterios cristianos, como también centenares de mezquitas, casas y bazares medievales islámicos.

Ten cuidado de elegir un crucero que incluya la ruta de Kom Ombo, Esna, Edfú, para sumar la visita al templo Abu Simbel y desde luego la visita a Luxor es también un must! En la pequeña población de Esna los templos de Jnun y Edfú, morada de Horus, el dios alcon y guardian del Nilo es increíble!

El recorrido entre Luxor y Asuán tiene tal cantidad de cosas para ver que casi es imposible abarcarlo todo. En Luxor tenemos posibilidades en ambas orillas del Nilo: los templos de Luxor, Karnak a un lado, y el Valle de los Reyes situado al otro, por poner uno simple ejemplo. La vida está en la orilla oriental y la muerte en la orilla occidental, la necrópolis de Tebas. No hay tiempo para aburrirse.

En Luxor se concentran la mayoría de monumentos del Egipto faraónico: templos y ruinas de una civilización como ninguna otra, que todavía sigue asombrando con cada descubrimiento. Tendrás la oportunidad de conocer el maravilloso e inmenso Templo de Karnak con su característica entrada resguardada por esfinges con cabeza de carnero, la impresionante sala hipóstila que por la dimensión de sus columnas grabadas con jeroglíficos, le hacen el templo con columnas más grande del mundo, 2 obeliscos impresionantes, un lago sagrado y muchas maravillas más que descubrirás en cada rincón. En Luxor puedes visitar los Colosos de Memnón, esas enormes figuras de más de 21 metros de altura que por siglos han soportado la erosión y hasta los temblores para mantenerse como testigos mudos de una civilización impresionante.

También se encuentran el Valle de los Reyes, sitio en que se encuentran las tumbas de los faraones y el hallazgo más famoso, la tumba de Tutankamón, cuyo tesoro se puede disfrutar en el Museo Egipcio en El Cairo. En este Valle, se encuentran tumbas impresionantes escucha la recomendación de tu guía para que puedas disfrutar las cosas más hermosas, pues es tal la riqueza y cantidad de cosas que ver que a veces por no preguntar te pierdes lo mejor. El Valle de las Reinas por su parte, no es tan impresionante; por lo cual no siempre se incluye en los recorridos turísticos.

En resumen este es un viaje que no te puedes perder!

#MBbepresent

Deja un comentario