Peñón Blanco, paisaje natural e histórico de Durango

Ubicado en la parte central del estado de Durango, este sitio se distingue por sus paisajes áridos casi desérticos pero con ciertos aires misteriosos.

Uno de los principales íconos de este pueblo es el Cerro Blanco, el cual dio nombre a la población, se trata de una formación rocosa ubicada al norte que cuenta con 2 mil 500 metros de altura y está rodeado por formaciones y acantilados causados por la erosión. Dentro de él existen dos cuevas con importantes hallazgos de pinturas rupestres: “La Cueva Pinta” y “El Banco”.

Aquí también puedes visitar la Hacienda del mismo nombre, construcción que data del S. XIX y cuenta con una capilla de arquitectura colonial, así como el Palacio Municipal y la Hacienda de Guadalupe, sitios que conservan los aires novohispanos.

Un lugar imprescindible al visitar Durango.

#MBbepresent

Deja un comentario