París, el sitio ideal para una luna de miel

Esta ciudad, hecha para el amor, te ofrece lugares muy románticos. En mi opinión personal también vale una boda en esta hermosa ciudad.

No te vayas sin cenar en sus dos restaurantes más románticos, que sin lugar a dudas son Lasserre y La Crèmerie, decorados con muy buen gusto y con menú que no olvidarás jamás.

Recorre París de noche. Disfruta una cena en un Bateau Mouche, con show incluido. Ahora también Maxim´s de Paris tiene su propio Bateau Mouche, averigua si están en temporada cuando organices el viaje.

Visita sus famosos cafés como el de Flore, Les Deux Magots y Le Grand Café de Capucines.

Para deleitarte no dejes de visitar Fauchon y Carette, donde podrán comprar las mejores vituallas para llevar a tu habitación de hotel; encontrarás también Macarrones, Éclaris, pates y panecillos dulces como nunca has probado. Visitar y comer chocolates de la Marquise de Sevignée es otro de los placeres de esta gran ciudad.

Regálate una noche de Ópera de París y cena después en La Coupole un must! de cualquier visita parisina, allí no dejes de pedir la charola de ostiones al hielo seguidas por su increíble sopa de cebolla gratinada.

Si hablas el idioma una noche de teatro en La Commedie Française te encantará.

Te recomiendo paseos de tarde por Saint Germain de Pres, así como por el borde del Sena, por los jardines del Louvre y del Palacio de Versalles a la afueras de París.

Comer en uno de los pequeños bistrot de la Place des Vosges, recorrer la plaza de La Concorde, los jardines y subir a la Torre Eiffel (el restaurant es fabuloso, pero cuidado hay que reservar), sin olvidarnos de la Isla de la Cité, cuna de París y uno de los lugares más elegantes que he visto en toda mi vida.

En definitiva París y el amor son un maridaje perfecto!

#MBbepresent

Deja un comentario