En Destinos Internacionales

El Café lechero de la Parroquia en Veracruz.

Quien ha ido a Veracruz, y no ha probado su famoso café lechero, es como si no hubiera visitado el puerto.  El Gran Café de la Parroquia es conocido por su costumbre de solicitar esta especialidad con el tintineo de la cuchara sobre la taza o vaso. Esta es la historia detrás de la bebida…

Había un tranvía cuya ruta pasaba por las calles 5 de mayo y Emparan, aproximadamente a las 6 de la mañana. Al acercarse, hacía sonar su campanilla y era señal para que el dueño pidiera a uno de los meseros que saliera a entregarle el café al tranviario sin que éste tuviera que detener la marcha. Así fue por mucho tiempo, hasta que un día dieron más de las seis y el tintineo no se escuchó, fue entonces que el dueño se enteró de su fallecimiento.

Los comensales y meseros al saber de esto, se pusieron de pie e hicieron sonar sus vasos y tazas con la cuchara como homenaje al tranviario y su costumbre de tomar café con leche a diario.

Actualmente, en el Gran Café de la Parroquia, se llama a los meseros para solicitar leche en su café, conservándose como una peculiar tradición.

#MBbepresent

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostItacaré, playa paradisíaca en Brasil
Next PostHuevos tirados, un desayuno típico veracruzano

2 Comments

  1. Diana Felicuchina
    3 años ago

    deliciosos el café del Veracruz, y de la calidez de su gente ni hablar!!!!

    Reply
  2. José María Zamudio Mora.
    4 años ago

    Muy ilustrativo esta Historia, tantos años de acudir al Café y hasta ahora conozco el antecedente del sonido del vaso y la cuchara. Gracias,

    Reply

Leave a Reply