La Basílica de Santa Sofía

Ubicado en Estambul, este templo se construyó en el año 532 d.C. bajo las órdenes del emperador Justiniano con el fin de convertir la Basílica en el más suntuoso templo de la cristiandad. Su construcción para ese entonces fue considerada como una de las más rápidas, pues duró aproximadamente cinco años.

En 1453, Constantinopla fue conquistada y el templo se convirtió en mezquita, con el paso del tiempo fueron eliminando los mosaicos y se cubrieron con capas de yeso las imágenes cristianas.

Fue hasta febrero de 1935, cuando el presidente Atatürk inauguró el templo como museo, el cual se ha convertido desde hoy en un sitio turístico predilecto de Estambul, mostrando los restos de las dos culturas y exposiciones temporales.

Impresionante ¿no crees?

#MBbepresent

Deja un comentario