El arte inmenso de Florentijn Hofman

El artista originario de Rotterdam ha diferenciado su trabajo por la dimensión y la dinámica de su aparición repentina en distintos puntos del planeta.

Hofman trabaja a petición de distintas ciudades con la única premisa de llamar la atención por sus formas y colores. Estos son algunos de sus trabajos más conocidos:

Pato de Goma. Ha tenido distintas apariciones en ciudades como Sao Paulo, Pittsburg, Hong Kong, Sydney y Osaka.

Zaagarayuschiy Zayats. Apareció en San Petersburgo y se trata de un enorme conejo construido en madera de 15 metros de largo.

Feestaardvarken. Un oso hormiguero de 30 metros de largo, para festejar 100 años del zoológico de Arnhem, Holanda.

Mosca Muerta. Se mostró en el Cut Out Fest en Querétaro el año pasado. Tuvo una dimensión de 7 metros de largo.

Rana Kobe. Ubicada en la azotea del Museo de Arte en Kobe, Japón.

Babosas lentas. Se trató de dos piezas de 18 metros de largo y fueron elaboradas con bolsas de plástico que se mueven con el viento. Se ubicaron en Angers, Francia.

Los pianos de la Isla Schiermonnikoog. Tres pianos de cola de 8 metros de largo y 6 de alto.

Cuervo. Un ave de metal con una dimensión de 6 metros de alto. Ha tenido distintas apariciones.

Steelman. Ubicado en Ámsterdam, Holanda, tiene la apariencia de un oso con una almohada bajo el brazo.

La Pequeña Fábrica. Dispuesta en Drachten, Holanda, se fabricó con metal corrugado, lámina y estructura metálica de una dimensión de 5 metros de alto por 12 de largo.

#MBbepresent

Deja un comentario