Vinos y frutas, refrescante!

 

Al armonizar la fruta con el vino ambos sabores se potencian y evolucionan creando nuevas sensaciones. Una regla básica en este maridaje es que el sabor de la fruta debe ser inferior a la del vino para no dominarlo.

 

Frutas cítricas. Los vinos blancos jóvenes como los aromáticos torrontés, Sauvignón blanc y Viogner, ayudan a potenciar las notas cítricas.

 

Frutas rojas y negras. Van perfecto con vinos rosados jóvenes o afrutados de ligera acidez y bajos en alcohol. Los tintos fortificados o un buen Pinot Noir, son una buena opción.

 

Frutas tropicales. Vinos espumosos, Brut, Nature o Demi Sec o blancos secos como un Chardonay, permiten la fusión de los azúcares y el agua de la fruta con el vino.

 

Frutos secos. Se necesitan vinos con sabor y potencia como un vino generoso, un oporto o Marsala, también un buen vino dulce maduro o moscatel son ideales para suavizar el paladar.

 

Disfruta de un buen vino con fruta para esta primavera!

 

#MBenjoy!

Deja un comentario