Tradiciones que marcan el inicio de la Navidad

Tradiciones que marcan el inicio de la Navidad

Éstas son las tradiciones que marcan el inicio de la Navidad en algunas partes del mundo.

México:
Las fiestas de Navidad en México comienzan el 12 de diciembre con la fiesta de la Virgen de Guadalupe y terminan el 6 de enero con la Epifanía y la llegada de los Tres Reyes Magos. En la medianoche de Navidad, muchas familias colocan la figura del niño Jesús en los nacimientos. En el centro y sur de México, los niños reciben regalos en Nochebuena, y el 6 de enero celebran la fiesta de la Epifanía, cuando según la tradición, los Tres Reyes Magos acudieron a adorar a Jesús y a ofrecerle regalos. Santa Claus es quien trae los regalos a los niños, pero los Reyes Magos llenan sus zapatos de dulces, naranjas, mandarinas, frutos secos y azúcar de caña, y en ocasiones dinero u oro, como el que los Reyes regalaron a Jesús.

Estados Unidos:
Navidad es un festivo muy celebrado en Estados Unidos. La temporada de Navidad comienza a finales de noviembre, el día posterior a la fiesta de Acción de Gracias, con la grandes rebajas del «viernes negro». La decoración se retira después Año Nuevo o de la Epifanía. Hay otras festividades que se consideran parte de la temporada (y se incluyen en las felicitaciones más generales, como «felices fiestas»), entre ellas Hanukkah, Yule, la Epifanía, Kwanzaa y el solsticio de invierno.

Venezuela:
La Navidad se celebra como una fiesta religiosa. Al igual que en otros países latinoamericanos, el Niño Jesús trae los regalos en lugar de Papá Noel, que aún así desempeña un importante papel en las celebraciones.

Las festividades de Navidad comienzan oficiosamente tras las celebraciones de la Feria de la Chinita la segunda mitad de noviembre. El origen de esta fiesta es el culto a la Virgen de Chiquinquirá, llamada «La Chinita», a la que se honra con procesiones y música de gaita. Este acontecimiento se celebra en la región de Zulia, concretamente en la capital, Maracaibo, a la que después se unen otras ciudades con conciertos y fuegos artificiales.

Rusia:
Como en otros países ortodoxos occidentales la Navidad se celebra el 7 de enero. A diferencia de otros países, en Rusia la Navidad es un acontecimiento sobre todo religioso. La víspera de Navidad (el 6 de enero) se celebran varios servicios religiosos. Después, las familias vuelven a casa para la tradicional cena de Nochebuena, que consiste en 12 platos, cada uno dedicado a uno de los doce apóstoles. Desde 1992, Navidad es una fiesta oficial que forma parte de las vacaciones de 10 días con que comienza el año en Rusia.

Bulgaria:
La Navidad se celebra el 25 de diciembre, precedida por la Nochebuena que, por tradición, es el punto culminante del ayuno de adviento, y por eso solo se sirve un número impar de platos cuaresmales esa noche. Normalmente, la mesa no se despeja hasta la mañana siguiente, sino que se deja comida para los santos espíritus, una costumbre probablemente heredada de las épocas paganas. Ese día se enciende el budnik, el tronco navideño.

Una de las tradiciones navideñas búlgaras es la koleduvane, grupos de chicos que cantan villancicos y desde la medianoche de la Nochebuena visitan las casas vecinas deseando salud, riqueza y felicidad a sus habitantes. También es costumbre hornear el tradicional pan circular llamado pita, que el cabeza de familia parte en trozos y reparte entre los demás miembros. Dentro de la pita se esconde una moneda, que traerá suerte, salud y prosperidad en el año entrante a quien la encuentre.

Portugal:
Es una ocasión muy familiar. Los portugueses que se han trasladado a las grandes ciudades como Lisboa u Oporto vuelven a sus pueblos de origen para pasar la Nochebuena con la familia. Tras la Missa do galo que celebra el nacimiento de Cristo, se sirve la Consoada, una cena tardía. El plato tradicional es bacalhau com todos, un guiso de bacalao y verduras, aunque en el norte del país se sustituye el bacalao por pulpo. La cena de Nochebuena suele terminar con fatias douradas, filhoses and sonhos, todos ellos basados en masas fritas. Otro dulce tradicional es el Bolo Rei que se come en Epifanía. En la actualidad, el personaje más popular entre los niños es Pai Natal, Papá Noel, pero en algunas regiones, sigue siendo el Niño Jesús el que trae los regalos.

Francia:
La Navidad (Noël) es ante todo una fiesta religiosa, aunque también hay formas laicas de celebrarla. Los niños no cuelgan calcetines en la chimenea, sino que ponen sus zapatos cerca o bajo el árbol de Navidad, para que Santa Claus pueda dejarles regalos, costumbre también en los cantones francófonos de Suiza. Algunas familias asisten a la Misa del Gallo y decoran sus casas con belenes, que se completan con los «santones», figuritas que representan los habitantes de un pueblo y sus ocupaciones tradicionales.

En Francia se celebra en Nochebuena un gran banquete familiar denominado réveillon. El nombre procede de la palabra réveil, que significa «despertar», ya que los asistentes a esa cena se mantienen despiertos hasta la madrugada. El réveillon es de una naturaleza excepcionalmente lujosa: langosta, ostras, caracoles y foie gras como entrantes, seguidos de pavo con castañas, y de postre el característico bûche de Noël. En Provenza se sigue la tradición de los «13 postres», que casi siempre incluyen la pompe à l’huile y varios tipos de frutas secas. Estas comidas se suelen regar con vinos de calidad, terminando con champán o vinos espumosos. También es habitual cantar villancicos.

Las formas y estilos sin duda son variados en todo el mundo, pero siempre es una fiesta especial. Cuéntame, ¿tú cómo celebras la Navidad?

Deja un comentario