Tipos de tapas para vino

El corcho, es el ingrediente fundamental durante el embotellado de cualquier vino, sin embargo, en algunas regiones ha variado un poco hacia otras alternativas que cumplen con la función de tapón. No existe un material mejor o peor, depende del tipo de vino, de quien lo embotella y la presentación que quiere darse.

Corcholata. Es muy usada en los vinos espumosos y jóvenes, ayuda a sellar la botella y resiste la fuerza del gas durante la segunda fermentación.  Es ideal para  aquellas etiquetas que están listas para beberse.

Tapón de cristal. Este tipo de tapón no goza de mucha popularidad, es adecuado para vinos jóvenes y es muy común encontrarlo en vinos alemanes.

Corchos sintéticos. No permiten respirar al líquido y dificultan el uso del sacacorchos, los ideales son los elaborados de espuma porosa recubiertos con banda plástica que admiten el paso del aire.

Corcho natural.  Es extraído del alcornoque y es sinónimo de calidad y edad en los vinos. Este tipo de corcho es el menos contaminante.

Corcho de aglomerado. Elaborado con restos de corcho natural, productos sintéticos y adhesivos. Puede acelerar la oxidación del vino, es de corta duración  y es ideal para reservar vinos en corto tiempo.

#MBbepresent

Deja un comentario