Queso y cerveza, un placer al paladar

Queso y cerveza, un placer al paladar

Sin duda el vino es el mejor amigo del queso, sin embargo, la cerveza está en busca de su compañero ideal, su maridaje con los quesos vienen de una antigua tradición belga y ha ganado prestigio hasta en los paladares más exigentes.

Cervezas ligeras.  Son perfectas para los quesos suaves de pasta blanda como el  Brie, Roquefort, Emmenthal y Camembert, por su gusto untuoso, dulce y ligeramente avellanado.

Cervezas negras. Es ideal maridarlo con quesos como el gouda añejo, manchego o parmesano, pues tienen un cierto sabor a frutos secos y castañas.

Cervezas aromáticas. Van mejor con quesos de corteza enmohecida recubierta con mohos blancos como un Brie o Camembert.

En el caso de los quesos azules, de oveja y cabra, el maridaje con cerveza no es una buena opción por su fuerte sabor un poco picante y algo salado que tropieza con el sabor de la cerveza.

Enjoy!

Deja un comentario