¿Por qué contratar a un planeador de bodas?

Enfrentar la planeación de una boda, como ya hemos dicho, no es cosa fácil. Son cientos los detalles y muchas las responsabilidades y los nervios que se viven!

1. Hay que hacer una lista de invitados, imprimir las invitaciones y enviarlas.

2. La novia debe de elegir el vestido de sus sueños, su ramo, peinado, maquillaje y demás detalles.

3. El novio, los demás familiares y damas de honor también seleccionarán con quién realizarán sus trajes, smokings o vestidos.

4. Seleccionar la iglesia o templo y muchas veces ajustarse a que tengan una fecha libre. Para la ceremonia, además de esto, hay que adicionarle las flores y la selección de la música.

5. Hay que seleccionar un lugar donde llevar a cabo la fiesta, su ambientación, música, etc.

6. Hay que seleccionar un banquetero, elegir el menú, las bebidas y el tipo de servicio que más acorde sea para nuestros invitados.

7. Hay que seleccionar un pastel que nos guste que no siempre está en el servicio de banquetes que queremos.

8. Hay que seleccionar uno o dos lugares donde hacer la lista de regalos para no recibir 20 ensaladeras o jarras.

9. Hay que decidir y contratar el hotel para la noche de bodas.

10. Hay que decidir y contratar la luna de miel.

11. Y algo imprescindible, elegir al fotógrafo que dejará para la posteridad el recuerdo de la boda.

Si a todo esto le suman los nervios, fiestas de despedida, ensayos, pruebas de ropa, opiniones encontradas e histeria colectiva comprenderán por qué es importante considerar contratar un planeador profesional de eventos que les acompañarán paso a paso en cada decisión y que desplegarán su gran conocimiento de proveedores y les darán un conocimiento de los precios del mercado para cada contratación.

A veces pensamos que contratar a un profesional es un costo, la verdad por mi experiencia es un valor agregado!

#MBbepresent

Deja un comentario