La leyenda del Té

En China el té se conoce desde el año 2737 A.C., época del emperador Sheng-tung, quien era un hombre muy preocupado por la higiene de su pueblo. Observó que en algunas regiones de su imperio disminuían las epidemias y averiguó que era porque bebían siempre el agua hervida, por lo que ordenó que todos sus súbditos adoptasen esta costumbre, siendo él mismo el primero en dar el ejemplo. Un día, caminando por el bosque tuvo sed, el sirviente que le acompañaba, prendió fuego con ramas y puso a hervir un pequeño recipiente con agua. El viento arrancó de un pequeño arbusto “dos hojas y un brote” que cayeron en el agua hirviendo y al momento se expandió un aroma finísimo. Sheng-tung paladeando la infusión quiso averiguar de qué árbol procedían las hojas que originaban una bebida tan deliciosa. Resultó ser un arbusto silvestre de té. El emperador hizo que se llevase la buena nueva a todos los rincones del Imperio, y organizó extensas plantaciones del arbusto logrando que todos sus súbditos a partir de este momento tomasen habitualmente esta infusión.

#MBbepresent

Deja un comentario