El vino y la ensalada correcta

Cuando se trata de ensaladas, el vino correcto puede hacer que los sabores de un aderezo, frutas e incluso el vino mismo destaquen en tu paladar.

Ensaladas verdes con vinagreta. Los vinos blancos de baja acidez como un Chardonnay aumenta la tonalidad de acidez de la vinagreta. También una copa de Sauvignon Blanc o un Albariño,  hará que resalte el sabor frutal del vino.

Ensaladas con aderezos cremosos. Los aderezos cremosos son altos en grasa y presentan poca acidez. Los vinos Chardonnay y Pinot son excelentes opciones para acompañar las ensaladas con este tipo de  aderezo.

Ensalada de tocino y huevo. Para este tipo de ensaladas se recomienda acompañarlo con un buen vino rosado, pues el pequeño gusto ácido es suficiente para acompañar una ensalada.

Ensalada de carne. El vino para acompañar este  tipo de platillos es un vino tinto, como un Chianti Reserva Clásica, Brunello di Montalcino, Vino Nobile de Montepulciano, ideales para cortar la jugosidad y la grasa de la carne.

#MBbepresent

Deja un comentario