¿El olor a pan recién horneado nos hace más amables?

¿El olor a pan recién horneado nos hace más amables?

Según un estudio de la Universidad del Sur de Bretaña en Francia publicado en “The Journal of Social Psicology”, afirma que además de abrirnos el apetito, el  olor a pan recien horneado  hace que las personas sean más amables con los extraños. Ciertos olores pueden provocar un estado de ánimo más positivo teniendo como resultado una actitud más altruista con la gente que no conocemos.

Se experimentó con ocho personas situadas en dos puntos distintos: una panadería y una tienda de ropa. Cuando veían a alguien pasar dejaban tirar a propósito un guante, un pañuelo o un paquete de pañuelos desechables.

El experimento, se repitió alrededor de 400 veces en cada lugar, se encontró que frente a la panadería el 77% de los transeúntes se detenían a ayudar a recuperar el objeto perdido, mientras que frente a la tienda lo hizo sólo el 52%.

¿Están de acuerdo con el estudio?

Be Present.

Deja un comentario