¿Cómo maridar tu cena?

Es necesario saber qué vinos pueden llevarse bien con tu cena navideña. Una buena combinación puede hacer de tu cena un placer para el paladar de tus invitados.

Lo ideal es servir el vino en concordancia con la textura y colores de los platos que se han preparado.

Aperitivos. Es ideal acompañar las entradas con un buen jerez o un vino espumoso. Si están preparados con salmón o algún tipo de marisco, un champagne frío o un vino blanco seco, son la pareja perfecta. Cuando los aperitivos son preparados con embutidos, lo mejor es acompañarlos con un vino rosado o un tinto joven.

Ensaladas. Regularmente van perfectas con un vino blanco o un tinto joven. Los espárragos y las alcachofas suelen dar un sabor amargo a los vinos debido a una sustancia llamada cinarina, presente en estos alimentos.

Plato principal. Un vino tinto joven o un rosado son excelentes compañeros de un pavo o un pollo, excepto si son acompañados de una salsa muy condimentada es mejor un vino tinto.

Si tu plato principal está compuesto por carnes rojas, un Cabernet Sauvignon es un excelente maridaje y mejor si está relleno con especias de textura fuerte y consistencia firme. Si optas por la carne de cerdo que es una carne grasa de textura suave, un buen Carménère o un Merlot serían excelentes.

Para los pescados, si decides preparar atún, lo mejor es maridarlo con un vino tinto suave. En el caso del salmón, si lo sirves frío acompáñalo con un Chardonnay, si lo preparas especiado y con un sabor más potente, un vino rosado es lo mejor.

#MBenjoy!

Deja un comentario