Té y comida ¿Qué va con que?

Té negro. Originario de la India y famoso por ser uno de los más aromáticos debido a la canela, cardamomo y pimienta que suele contener. Debe ser tomado con un poco de leche y va excelente con productos dulces como pasteles de chocolate. Suele tomarse en las mañanas debido a su alto contenido de teína que mejora el rendimiento.

 

Te rojo. Una de las variedades más famosas y característico por su sabor ahumado, es excelente para platos fuertes con queso y gran cantidad de grasas.  Entre sus propiedades contribuye a reducir el nivel de grasa en la sangre y controla el peso.

 

Té blanco. De sutil y fino sabor es preferible consumirlo sin azúcar, sin ningún tipo de comida y  por las tardes ya que aumenta las defensas, combate el envejecimiento celular y contiene menos cafeína que los demás tés.

 

Té verde. El más popular por su accesibilidad y propiedades como su alto contenido de flúor, vitaminas A y E, y antioxidantes es el compañero ideal de platos que contienen pescados y postres de frutas.

 

Té amarillo. Con un sabor similar al té verde, este tipo de infusión se recomienda para estimular el sistema digestivo ya que fomenta la flora intestinal y agiliza la digestión. Lo mejor es consumirlo caliente y se recomienda tomarlo en el almuerzo en compañía de platillos con salsa y altos en grasa.

 

#MBbepresent

Deja un comentario