Shhh! SPEAKEASY un restaurante clandestino en Barcelona

No hay luces ni carteles. Nada en el exterior indica su existencia, así que para entrar se debe pedir una contraseña al barman de una de las coctelerías más famosas de Barcelona: Dry Martini. Y con la clave en mano tocar una puerta que se abre sólo en las noches. No se trata de ficción, este restaurante es secreto, camuflado y clandestino… Speakeasy se ubica en la trastienda del renombrado espacio de bebidas de la calle Aribau en Barcelona.

 

 

 

Durante años sólo unos privilegiados pudieron acceder a este seductor y velado rincón culinario, pues estaba reservado para reuniones y eventos privados. Su apertura al público hace algún tiempo lo ha convertido en uno de los establecimientos más singulares de la Barcelona cosmopolita. Este restaurante recoge y refleja el espíritu de aquellos locales clandestinos de Chicago y Nueva York de los años 30 en los que la Ley Seca obligaba al contrabando de whisky y a guardar las existencias en escondidos lugares.

 

Las estanterías de botellas, las cajas apiladas de vinos y la luz tenue contribuyen a crear la atmósfera de complicidad. Lo recibirán -como no podía ser de otra forma- con un soberbio Dry Martini. Luego usted decide qué degustar de una carta que recorre una cocina muy variada en la que se mezclan armónicamente los toques orientales con los sabores locales.

 

Ensalada de humus con tartare de aguacate y camarones frescos, Huevos fritos de payés con foie gras, Raviolis de rabo de toro con rúcula y parmesano, Salteado de Vieira con chop suey de verduras, Manitas de cerdo deshuesadas o Cochinillo ibérico al horno con raviolis de mango y queso fresco forman parte de este universo encubierto y único de la ciudad. Y un dato confidencial… su menú degustación es una exquisitez.

 

De mis colaboradores especiales.

Deja un comentario