Restaurante La Strega, una mala experiencia

La casa donde se encuentra es de esas casas bellas de la Narvarte, pero una vez que entras es realmente lúgubre; así sea de día y haya sol no se ve nada en absoluto.

Una vez que decidimos que comer la espera fue atroz! Indudablemente necesitan un gran cambio en la cocina, pues aunque los platillos no están del todo mal la espera no se justifica de ninguna manera (¿poco personal o demasiado menú?, no lo sabemos).

 

 

 

Uno de nuestros compañeros durante la no tan dulce espera fue al baño y lo encontró completamente sucio y con mal olor…

Una vez que llegó la comida y por ello más contentos pasamos a degustar sus platillos ricos de la comida italiana tradicional, bien puestos y con cantidades copiosas. Destacamos las brochettes de camarones y salmón y el portobello relleno con queso de cabra. Y otra vez a esperar los segundos platos, pero esta vez sin tanta alegría. Nos encontramos con un atún seco, un pollo a la ciruela frío y una pasta demasiado salada… sólo se salvó el filete de camarón gigante con tocino y salsa de cilantro acompañado por una pasta al pomodoro.  De postre nos tocó un Baked Alaska o Omelette Surprise mal hecho…

El precio ademas es alto por lo que recibes a cambio!

La verdad es que lo único que tienen de bueno es su personal de servicio que revoloteó alrededor nuestro para intentar revertir la situación.

Sitio que como bien tu dirias: “le urge reinventarse”

#epicfail

De mis colaboradores especiales.

Deja un comentario