Palácio da Pena en Sintra, Portugal

 

Ubicado a 30 kilómetros de Lisboa en el pueblo de Sintra, esta fortaleza surrealista por sus colores y forma es una parada obligada si visitas Portugal.

Su construcción comenzó en el siglo XIX, por orden de Fernando II, ya que al realizar una expedición al pueblo de Sintra, quedó enamorado de sus paisajes y al observar las ruinas de un antiguo monasterio devastado por un terremoto perteneciente a los frailes Jerónimos, decidió reconstruirlo en honor a la Senhora da pena “Madre de Dios de la Peña”.

De su construcción original sólo se conservó la capilla y su auténtico retablo atribuido a Nicolás Chanterenne. Su reconstrucción fue lenta, finalmente en 1840 fue terminada y la familia real la utilizó como casa de campo, posteriormente fue abierta al público. En 1995 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad, gracias a su mezcla de estilos neogótico, neoislamico, neorenacentista y su jardín inglés. Sus habitaciones se conservan decoradas como desde hace dos siglos. El ambiente es verdaderamente exótico y con una atmósfera única de cultura y romanticismo europeo.

Se puede comenzar el recorrido llegando al pueblo de Sintra, visitando sus calles adoquinadas, disfrutar la vista del centro antiguo con casas coloridas y sus peculiares azulejos. Se recomienda subir a pie para gozar de los paisajes naturales.

#MBbepresent

Deja un comentario