Merengues, dulce y colorida tradición

Merengues, dulce y colorida tradición

La gastronomía mexicana es una gama interminable de sabores, olores, texturas y colores. Dentro de su gran variedad está la repostería y los dulces típicos que, con la mezcla de culturas española e indígena, dieron como resultado un sinfín de golosinas que han perdurado con el paso del tiempo.

Entre sus variedades encontramos el gaznate, fritura de harina de trigo parecida al cannoli italiano, relleno de merengue; los horneados en forma de rizo y el natural en vaso de plástico con grajeas de colores.

Los merengues son un claro ejemplo del mestizaje culinario, es de influencia italiana, se prepara batiendo claras de huevo y agregando almíbar a punto de bola, así mientras se continúan montando las claras adquieren un punto ligero de cocción que hace que tengan un periodo de vida más largo. Nuestros tradicionales merengues además de llevar este almíbar, se le añade un poco de pulque y adquiere ese característico sabor y consistencia.

Son originarios de la Ciudad de México y se ofrecían como postre a los virreyes por su delicadeza y dulzura. Se comenzaron a popularizar en el siglo XIX con los famosos merengueros, son un referente de cultura popular mexicana por sus juegos de azar y su inconfundible grito en las calles al caer la tarde.

#MBbepresent

Deja un comentario