Los torcedores de puros; un oficio lleno de arte!

El oficio de torcedor de puro ha pasado de generación en generación; se necesitan conocimientos tanto teóricos como prácticos para llegar a ser considerado un “Maestro Torcedor de Puros”.

Para empezar, un torcedor debe de tener al menos 2 años de experiencia de aprendiz después, tendrán que pasar 6 años más de trabajo para que llegue a dominar su oficio, el subir de nivel no es cosa fácil de hecho a algunos torcedores les toma cerca de 20 años llegar a ser considerado un “Maestro Torcedor”.

Para hacer los habanos el torcedor necesita un tablero, una cuchilla, una guillotina, goma vegetal y moldes. Son varios los procesos que se deben llevar a cabo para poder disfrutar de un habano, todos los pasos no deben de tener errores y ser 100% a mano. Saber identificar las hojas que se utilizarán para el puro, así como darle la forma correcta. Como todo oficio, los torcedores tiene sus secretos, por ejemplo en la etapa del “prensado” (en esta etapa se le da la forma cilíndrica al habano) depende de cada torcedor escoger la presión adecuada así como el tiempo que estará en el molde, todo esto para lograr la mejor forma del puro.

El trato de la vitola debe ser con mucho cuidado ya que cualquier error puede llegar a estropear nuestro puro; cada torcedor de puros tiene su “receta” y esta se basa en las hojas que se escogen para el habano, las hojas de arriba dan el sabor, las hojas de en medio dan el aroma y las de hasta abajo dan la combustión de nuestro puro.

Gracias a estos artistas los amantes de los puros disfrutamos de gratos momentos…

#MBbepresent

 

 

Deja un comentario