Los sentidos a la hora de cocinar.

Para lograr una buena impresión en los comensales, las personas que se dedican a preparar la comida sean chefs o no, deben de preocuparse en como esta va a impactar a la persona, este hecho no solo se lleva al comer sino también al oler un platillo, al sentirlo (textura) etc…

Al ir a un museo, ver una película o escuchar nuestra canción favorita, todos nuestros sentidos se despiertan, lo mismo pasa al ir a un restaurante. Al ver el plato, oler los sabores que se generan alrededor es algo que no se debe dejar como algo secundario.

 

Vista: Presentación de los platos, formas, colores, identificación del producto.

Olfato: Olor de los alimentos y condimentos, estado de los alimentos.

Tacto: texturas y temperaturas.

Oído: ¿esta muy crujiente tu platillo?

Gusto: Percepción de gustos. Sabor de los alimentos, su intensidad y sobre toda la apreciación de la armonía y equilibrio de ellos.

#MBbepresent

Deja un comentario