Los 10 restaurantes más extraños del mundo

Los 10 restaurantes más extraños del mundo

Existen restaurantes con un ambiente fuera de lo común y con un menú fuera de lo habitual buscan experiencias únicas e irrepetibles y donde el morbo juega un papel muy importante. Si sumamos que la comida es buena, tienes una experiencia que garantiza anécdotas increíbles.

En todos los rincones del mundo encontrarás una historia que contar, pero te comparto la lista de los 10 restaurantes más extraños en el mundo.

Zen Cool. En Pekín, China se encuentra un restaurante decorado como una cárcel real al que no le falta ni un solo detalle. Cuenta con una estructura de acero que sirve como entrada y en su interior se pueden encontrar puertas y ventanas construidas con barrotes y cadenas.

Dinner in the sky. Esta empresa belga, que ofrece literalmente “cenas en el cielo” alrededor de varios lugares en el mundo, ofrece la posibilidad de degustar un delicioso menú a 50 metros de altura. Cabe decir que aunque puede parecer caro, es una experiencia inolvidable.

Mastaurant. En la ciudad de Nueva York, se encuentra este restaurante no apto para personas sensibles, y donde un requisito para entrar es firmar un contrato de confidencialidad y en donde se acepta la desnudez y la depilación vaginal. El menú está conformado por platillos como la pasta al pomodoro con perlas de semen dulcificado, helado de frambuesa al sudor o sopa de trufas con esencia vaginal.

The Clinic. En Singapur se encuentra este restaurante en el que puedes cenar en sillas de ruedas o alrededor de una mesa de quirófano, y en el que por supuesto, las bebidas se sirven en bolsas de suero. Cuenta también con una barra de bar en la que podrás tomar una copa en buena compañía, mientras te sientas en sus sillones con forma de pastilla.

Cabbages and condoms. Coles y condones’, es el nombre de este restaurante en Bangkok por lo que es fácil adivinar cuál es su temática. Las paredes y las alfombras están fabricadas con látex reciclado.  Además, una parte de sus beneficios obtenidos es destinada a diversas asociaciones que trabajan en la investigación y ayuda a personas con VIH.

Dans le noir. Con sedes en Barcelona y París, este restaurante cuya peculiaridad es que todo su interior se encuentra completamente a oscuras. Su objetivo es potenciar el resto de sentidos, dejando de lado la vista, cediendo su espacio al sabor, olor y textura de los alimentos.Todos los camareros que trabajan en el lugar tienen discapacidad visual porque el establecimiento quería demostrar al mundo que una persona ciega puede trabajar en un restaurante.

Eet-ha. Situado a cinco metros bajo el nivel del mar, en las islas maldivas, este exclusivo establecimiento pertenece a la cadena hotelera Hilton y es el primer restaurante submarino del mundo. Sus instalaciones ofrecen a los visitantes la posibilidad de disfrutar de una vista panorámica de 270 grados del fondo del océano mientras degusta un elaborado menú con el pescado como ingrediente principal.

The Marton. Este concepto chino es claro y sencillo pues…  está basado en un lavabo gigante, es decir, estar comiendo mientras permaneces sentado sobre un retrete que sustituye a las tradicionales sillas. En el local puedes encontrar varios diseños de inodoros, a gusto del consumidor, para disfrutar de un plato servido en una taza de wáter.

Ataúd. En Polonia se encuentra el mayor ataúd del mundo, en la ciudad de Truskavets. Bajo el nombre de ‘Eternidad’, este cuna de la ‘gastronomía fúnebre’ ofrece un menú que incluye ensaladas ‘cuarenta días’ —haciendo referencia a los días de duelo— y su plato más demandado: “Vamos a cumplir en el paraíso”, que según sus creadores es una receta que incita a la mala suerte. Si lo deseas, también puedes solicitar velas individuales en cada mesa, para contribuir a esta tétrica ambientación.

Heart attack grill.  Si estás cansado de la comida ‘light’, tienes que ir a este sitio en la ciudad de Arizona y pedir una de sus hamburguesas, cuyo eslogan es “un sabor por el que vale la pena morir”. Las hamburguesas están fritas en grasa de cerdo y llegan a tener hasta 8.000 calorías. Además, si pesas más de 150 kilos, comes gratis y si te pides un cuádruple by-pass —con cuatro hamburguesas y te lo consigues terminar, las meseras te llevan a tu carro en silla de ruedas.

Deja un comentario