Las mejores neverías de la ciudad

 

 

Otro elemento típico en la gastronomía mexicana son las nieves y helados. Su origen se remonta antes de la llega de los españoles. Para los banquetes ofrecidos al emperador, los corredores traían nieve pura de lo más alto del Popocatépetl, al llegar a manos de los sacerdotes la convertían en un verdadero manjar mezclándola con pulque o frutas frescas.

 

En la época de la colonia, los españoles introdujeron otras técnicas para realizar y conservar la nieve, siendo la “garrafa” la más tradicional, donde se introduce un cilindro metálico dentro de una cubeta de madera con hielo y sal. Así, las nieves han ido conservado un lugar en las tradiciones y costumbres de nuestro país.

 

A continuación te presento algunas de las neverías con mayor tradición en la ciudad:

 

La especial de Paris. La más reconocida desde 1930, famosa por su helado de vainilla. Insurgentes Sur 1605.

 

La Bella Italia. Con una decoración que alude a los años 50, parte del eclecticismo de la Roma. Orizaba 110.

 

Roxy. Con su primera ubicación en la Condesa, continúan con un estilo clásico y sencillo, elaboran sus nieves con fruta fresca. Tamaulipas 161, esquina Alfonso Reyes.

 

Chiandoni. Lugar creado por la familia del mismo nombre, una institución en neverías en el país desde los años 50. Famosos por el Hot Fudge y el Sundae Napolitano. Pennsylvania 225.

 

Tepoznieves. Otro clásico traído desde Tepoztlán, Morelos. Cuentan con varias ubicaciones. Famosas por sus nieves de Beso de Ángel, Arrullo de luna y Mezcal.

 

Siberia. Una parada obligada en el Centro de Coyoacán desde 1930. Plaza Hidalgo 6 Coyoacán.

 

Santa Clara. Tradicionales desde 1924, un clásico de las neverías y aunque cuentan con decenas de establecimientos, conservan sabores clásicos.

 

#MBbepresent

Deja un comentario