La propina… ¿Qué es lo correcto?

 

Se dice que la propina nació en Francia, poco después de la revolución como gratificación y reconocimiento a quienes otorgaban algún servicio.

La costumbre mundial sobre esta gratificación se trata precisamente de agradecer al camarero o mesero por su servicio cuando esté haya sido bueno, es decir, cuando haya existido asesoría correcta sobre los platillos y bebidas, agradable recibimiento y trato a la hora de llevar los alimentos, un servicio amable y cordial.

Algunos restaurantes incluyen la propina como un extra al consumo, lo cual es aceptable siempre y cuando se cumpla con los parámetros del servicio, pues recordemos que el sueldo de un camarero no es alto y su labor intenta ser remunerada con base a la venta obtenida, además de que dicho porcentaje se reparte entre todas las áreas del restaurante.

Como comensales siempre debemos pensar en ambas partes y si el trato nos pareció justo y agradable, no es malo retribuirlo con la propina. Se trata de una cultura mundial y representa el tipo de servicio que queremos recibir.

#MBbepresent

Deja un comentario