La Pimienta.

La pimienta es una especia que tiene una larga historia, pues se sabe que proviene de la India, pero hay constancia de que también era utilizada en la época de los griegos y los romanos.

Los granos de pimienta son las bayas de un árbol trepador que crece en las zonas tropicales húmedas, y existen cuatro tipos de ella: la pimienta negra que es, como dice su nombre, de color negro y arrugada; la pimienta blanca, que se deja macerar en agua y se le quita la piel, ahí aparece el color blanco. También existe la pimienta rosa y verde, cuya diferencia es el color según sus nombres y el sabor varía.

Lo ideal para conservarla bien es comprarla en granos y molerla uno mismo, así conserva el aroma y sabor.

Además de ser una especia conocida y deliciosa, también tiene propiedades medicinales que desconoces, ya que ayuda como antioxidante, además es muy buen anticoagulante, lo que ayuda a prevenir las várices, ayuda a la matriz, las hemorroides, los problemas hepáticos y como otras especias picantes ayuda a quemar grasas.

En el arte culinario la pimienta tiene muy buenas combinaciones, puede ser utilizada para salsas, mariscos y pescados, carnes, pollo, perfecta con otras especias, arroz, ensaladas, verduras, adobos, marinadas, estofados, guisos y para muchos platillos más y aunque no lo crean como verán hoy también sirven para postres!

#MBbepresent

Deja un comentario