La parábola del matrimonio

Una pareja fue a consultar a un viejo sabio:

-Nos amamos y nos vamos a casar, pero queremos un hechizo, un conjuro que nos garantice que podremos estar siempre juntos. ¿Hay algo que podamos hacer?

-Hay algo, pero es una tarea difícil… -dijo el viejo. – Deberán subir a la montaña y uno debe atrapar un águila, el otro deberá atrapar un halcón. Ambos deben traerlos aqúi conmigo para que les diga qué hacer.

Los jóvenes salieron a cumplir la misión y luego se reunieron frente al brujo nuevamente.

-¿Y ahora, que hacemos con ellos? ¿Tomamos sus plumas? ¿Hacemos un ritual?

-No. – contestó el viejo. –Aten a las a aves entre sí por las patas. Luego, suéltenlas para que vuelen libres.

El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero solo consiguieron revolcarse en el piso. Luego, irritadas por su incapacidad, comenzaron a darse picotazos.

-Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón: si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, VUELEN JUNTOS PERO JAMÁS ATADOS.

#MBbepresent

Deja un comentario