La leyenda del maíz

Hace mucho tiempo los hombres sólo se alimentaban de los animales que cazaban y plantas. Sabían sobre el maíz, sin embargo, era inalcanzable por estar detrás de las montañas.

Al acabarse sus alimentos, comenzó a propagarse la hambruna. Acudieron a varios dioses para poder conseguir el maíz, los cuales reunieron sus fuerzas para mover las montañas, pero no lo lograron. Un día pidieron ayuda a Quetzalcóatl y le expresaron su anhelo por conseguirlo y poder alimentarse, fue entonces que reunió todas sus fuerzas y se transformo en hormiga negra. Viajó a las montañas en compañía de una hormiga roja y después de superar grandes obstáculos encontrados en el camino, llegaron a donde se encontraba el maíz y tomó un grano, aunque superaba muchas veces su tamaño, lo cargó y comenzó el regreso.

Cuando llegó, todos los habitantes se sorprendieron al ver el grano, pues ahora podrían plantarlo. Así lo hicieron y sembraron grandes tierras para poder sobrevivir, se volvieron fuertes y levantaron un gran imperio, ciudades, palacios y templos. Después de esa hazaña, los aztecas veneraron a Quetzalcóatl y el maíz quedó marcado como un alimento sagrado.

#MBbepresent

Deja un comentario