La comida mexicana y el vino, ¿qué va con que?

Hace algunos días me preguntaron qué vino compaginaba mejor con el mole y los chiles en nogada. Lo cierto es que el vino, en sus diferentes presentaciones, es un maridaje perfecto para muchos platillos de la cocina internacional, y la gastronomía mexicana, por supuesto, no es la excepción.

 

Por ejemplo, al mole poblano le sienta muy bien el vino tinto por su sabor y color, que hacen una combinación única para que el paladar disfrute de ambos sabores.

 

Los chiles en nogada, debido a su picor y la nogada en sí, se pueden maridar con un vino seco, lo cual provoca una sensación muy agradable en la boca.

 

Y los alimentos hechos a base de tortilla, como las quesadillas y las chalupas, pueden mezclarse perfectamente con un vino entre blanco y rosado, aunque en este caso opto por no añadir a mis platillos ningún tipo de salsa.

 

#MBbepresent

Deja un comentario