Jabón Antibacterial vs Normal

Jabón Antibacterial vs Normal

Hoy en día muchos productos de limpieza llevan la palabra “antibacterial”. Aproximadamente el 75 por ciento de los jabones líquidos en los supermercados llevan esta palabra. Eso no quiere decir que somos ahora más limpios que antes, afirman algunos expertos.

Veamos primero el principio químico bajo el cual funciona el jabón “normal”. Para hacer jabón, es necesario combinar un ácido y una base. El ácido es  grasa (ácidos grasos y triglicéridos) , y la base es hidróxido de sodio (NaOH). La mezcla hace que los ácidos grasos se separen de los triglicéridos y se fusionan con los iones de hidróxido y se forma una sal que llamamos “jabón2”. El jabón tiene dos funciones principales: Disminuye la tensión superficial del agua y envuelve o encapsula a la suciedad, el aceite y las bacterias

Se puede hacer estas cosas, porque una parte de la molécula de jabón es hidrofílico (fijador de agua) y el otro es hidrofóbica (repele el agua). La parte hidrófila permite que los ácidos grasos hidrófobos entren en contacto con otras sustancias hidrofóbicas, tales como la suciedad en la superficie que se está limpiando. Cuando la suciedad se adhiere a los ácidos grasos del jabón, se encapsula y se convierte en gotitas de agua. La suciedad, el aceite y las bacterias son fácilmente lavados en este estado suspendido. Así jabón ordinario se deshace de las bacterias. Pero, ¿Un  jabón antibacterial logra deshacerse de aún más?

Es posible. Pero hay varios puntos importantes a tener en cuenta:

Los componentes antibacterianos de jabones (generalmente triclosan o, menos comúnmente, triclocarbon) tienen que dejarse en una superficie cerca de dos minutos con el fin de trabajar. La mayoría de la gente no es paciente, y se enjuagan las manos antes de los ingredientes antibacterianos pueden hacer su trabajo.

Algunos científicos teorizan que las bacterias pueden desarrollar una resistencia a los agentes bactericidas con el tiempo.

Algunas bacterias realmente nos benefician. La población normal de bacterias en nuestro cuerpo no sólo se alimenta de nuestro sudor, sino que también nos ayuda a defenderse contra bacterias verdaderamente perjudiciales, invasivos.

Muchas enfermedades comunes son de naturaleza viral, de todos modos, por lo que no se previenen productos antibacterianos.

Según el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (en inglés: CDC), los jabones antibacterianos no son necesarias, pero lavarse bien las manos con jabón común y agua es una de las formas más efectivas para la deshacernos de las bacterias en nuestras manos.

Para más información sobre Artículos de Higiene o cómo obtener el Dsitintivo de Higiene MB da click aquí.

Deja un comentario