Hazle frente a la cuesta de enero

Los gastos y deudas generados por las fiestas navideñas y fin de año preocupan a las personas ya que se enfrentan a un nuevo ciclo con incertidumbre. Iniciar el año con la llamada ‘cuesta de enero’ y tener en mente la pregunta sobre cómo vivir con ella y no morir en el intento es una constante en estos días.

De la forma que sea, tienes que enfrentar los problemas financieros, por lo que te compartimos unos tips para salir adelante y hacer de que la cuesta no te cueste más de lo esperado.

1. Liquida todas tus deudas.

Si aún tienes un poco de tu aguinaldo o de tus ahorros, es mejor que inviertas ese dinero en liquidar tus deudas y no en acrecentarlas. Especialistas recomiendan saldar principalmente las que generan intereses como las de tarjetas de crédito, y culminar aquellas que estás por terminar.

2. Usa el criterio

No compres lo que no necesitas. Estudia las diferentes ofertas que hay y compara precios, así decidirás cuál se adecua mejor a tu gasto disponible. Te recomiendo hacer un presupuesto objetivo para el mes y gastar conforme a este.

3. Disminuye en gastos hormiga

Sodas, dulces, frituras, cigarros, ¿en qué haces gastos innecesarios? Además de ayudar a tu salud, disminuir estas salidas traerá descanso a tu economía. Esto incluye suscripciones o cuotas de un servicio que no usas o no disfrutas del todo.

4. Reduce tu gasto fijo

Si estamos en camino de ahorrar y ser más específico a la hora de destinar el dinero, debemos también reconocer que aún dentro de los gastos fijos podemos reducir aún más las salidas. Desconectar los electrodomésticos que se quedan en “stand by”, mantener apagado el calentador o cambiar el auto por el transporte público es una buen comienzo.

5. Aprende la lección

Sí la cuesta te cuesta, a partir de este mes comienza a separar dinero de forma constante para que en las fiestas de 2016 no vuelvas a tener complicación.

6. ¿Y en caso de pedir un préstamo?

Si la situación es más complicada de lo que esperabas, pide un préstamo. Debes saber que los bancos no son las únicas entidades que pueden prestarte una cantidad determinada de dinero. Puedes acercarte a casas de empeño y comerciales. Antes de decidir verifica los plazos, las condiciones y las tasas de interés para no acrecentar la deuda más. No obstante la ayuda de un familiar o un amigo puede ser una buena opción en caso de requerir ésta ayuda.

Es importante que al momento de haces gastos siempre seamos prudentes y planifiquemos los gastos, no sólo en la temporada, sino durante todo el año. Diversificar tus gastos te ayudará a que aproveches más y mejor tus ingresos.

Deja un comentario