Guía básica para catar un ron

 

El ron es una bebida obtenida por la fermentación, destilación y envejecimiento de la caña de azúcar. Se tiene idea de su existencia aproximadamente desde el siglo XVII.

Hay diferentes tipos de acuerdo a su añejamiento, la barrica determina normalmente el tono del líquido. Como cualquier bebida alcohólica, el ron tiene cualidades que se presentan en vista, olfato y gusto, en cual podemos notar la calidad de los ingredientes, elaboración y añejamiento. Para realizar los siguientes procedimientos recomiendo servir sólo un cuarto en copa de brandy o coñac.

Vista. Levantando la copa para observarla a contra luz, el ron debe notarse cristalino, ausencia de sólidos y el color puede variar entre un blanco platinado, pasando por matices verdes, amarillos, hasta llegar al dorado, ámbar y caoba.

Olfato. Este paso es importante para localizar los primeros elementos de la bebida. Con inhalaciones cortas y pausadas podrás notar aromas finos y dulces, maderas ligeramente ahumadas, vainilla, canela y frutos secos como nueces o almendras en los más añejados.

Gusto. Antes de probarlo recomiendo agitar ligeramente la copa para que termine de soltar e integrar todos sus sabores. Con un sorbo pequeño y jugándolo por toda la boca, debemos percibir y confirmar las notas del olfato, el ron es una de las bebidas más dulces por lo que en algunos casos se sentirá saturado en azúcar, además de identificar la untuosidad, textura e intensidad en alcohol. El ejercicio de la fase gustativa lo podemos repetir varias ocasiones intercalando con agua para limpiar y continuar percibiendo los sabores.

#MBbepresent

Deja un comentario