Gin & Tonic, más que una bebida

 

Esta bebida se ha vuelto un clásico en las últimas décadas gracias a su sabor, ingredientes, distintas y creativas presentaciones. Sin embargo, su historia se remonta a más de dos siglos.

Todo comenzó con el joyero alemán Johann Jacob Schweppe, que en su residencia en Ginebra inventa un sistema para introducir burbujas de anhídrido carbónico en agua embotellada. Pronto comenzó con el negocio y fundó su compañía en la ciudad de Londres, donde se popularizó el agua con gas y posteriormente las bebidas de frutas gasificadas. Casi un siglo después en 1870, la compañía Schweppe & Co. tuvo la idea de incluir quinina en el agua carbonatada de naranja, así surge el agua tónica, bebida que tuvo uso medicinal al combatir el paludismo.

Años más tarde, gracias al triunfo de las tropas inglesas en expediciones en la India, un alto general tuvo la idea de añadir un licor a esta agua tónica, se dice que optó por la Ginebra haciendo honor a la ciudad que vio nacer el exitoso negocio de Schweppe, además de las propiedades medicinales atribuidas a esta bebida alcohólica. Fue así que comenzó a expandirse este famoso trago que conjuga sabores cítricos, dulces y anisados.

Disfruta de este trago después de una buena comida como digestivo.

#MBbepresent

Deja un comentario