En Blog, Tips MB

Gastronomía Floral

Las flores sobresalen por sus colores y por sus aromas, esto ha llevado a varios Chefs a usar las para crear nuevos platillos.
Hay más de 250 especies de flores comestibles en el mundo y desde hace miles de años casi todas las culturas incorporan algún ingrediente de este tipo en su cocina.

Desde la gastronomía hindú hasta la cocina griega, pasando por la afición china de beber té de flores, es una forma natural de aportar sabores, olores y colores originales a los platos.

Algunas flores que se usan son: pensamientos, claveles, margaritas, geranios aromáticos, rosas, violetas, primulas, orquídeas, begonias, amapolas, crisantemos.

Algunos ejemplos:

Rosas: Con ellas se preparan dulces, tartas, ensaladas de frutas y se utilizan como ingrediente en salsas de mariscos, como adorno de ensaladas y múltiples platos.

Violetas:Se emplea como infusión digestiva, pero en la cocina se aprovecha como elemento decorativo e ingrediente de suave sabor en postres, ensaladas y como relleno para tortillas. Se pueden comer frescas, secas y confitadas. Las hojas, crudas o cocidas, pueden usarse para espesar sopas.

Geranios: Aportan diferentes fragancias a tortas y pasteles. Se deben utilizar siempre las flores más frescas ya que pierden rápidamente su aroma.

#MBbepresent

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostLa cocina de Sor Juana Inés de la Cruz
Next PostGrandes chefs mexicanos: Patricia Quintana

No Comments

Leave a Reply