Miracle Machine, demasiado bueno para ser cierto.

Miracle Machine, demasiado bueno para ser cierto.

Al principio, realmente parecía un milagro; la primer maquina que podría convertir el agua en vino. Se trataba de un dispositivo que permitía seleccionar desde una aplicación para sistema operativo de Aple IOS el tipo de vino que deseba, desde un Merlot hasta un Syrah.

Posteriormente a través de una conexión de Bluetooth se indicaban los ingredientes que el usuario debía ingresar al aparato y finalmente la app monitoreaba los avances de la producción del vino y alerta cuando está libre para servirse.

Nada más fraudulento… lo bueno es que es por una buena causa.

El aparato milagroso tiene a la cabeza a los empresarios vinícolas Kevin Boyer y Philip James de CustomVine, quienes han generado una amplia cobertura de medios en todo el mundo desde su presentación hace casi dos semanas. El concepto de programa perturbador se puso en marcha como una campaña pro-bono de apoyo a la organización sin ánimo de lucro ‘Wine to Water‘, una organización que proporciona a las personas de todo el mundo acceso a agua limpia, una de las necesidades básicas de la vida.

Por un dólar, Wine to Water puede proporcionar agua limpia para una persona durante todo un año. Usando una variedad de filtros de agua y pozos, Wine to Water está cambiando las vidas a una fracción del precio de 499 dólares de la máquina de imitación con la que tanta gente estuvo dispuesta a comprar o invertir. “Por el coste de una botella de vino, proporcionamos una forma de producir agua potable pura al 99,9% para una familia durante un periodo de hasta 5 años 99.9% y ESE es el auténtico milagro. No existe vida sin agua”, indicó Doc Hendley, fundador de Wine to Water.

Deja un comentario