Ex Haciendas de Aguascalientes, una serie de sitios mágicos

Aguascalientes ofrece actividades ecoturísticas, magníficos paisajes naturales, arquitectura colonial y una gran gastronomía. Sin embargo, para conocer este estado, es necesario visitar algunas de sus ex haciendas. Éstas son algunas de las mejores:

San Blas de Pabellón. Ubicada en el municipio de Rincón de Romos, se considera una de las más importantes por su localización. Aún se conservan elementos como presas, molinos, corrales y la Casa Grande que hoy en día es un museo.

Hacienda de Jaltomate. La más pequeña, pero de gran importancia. No goza de gran arquitectura pero conserva los aires señoriales de la época.

El Saucillo. A finales del S. XVII tuvo una gran época de esplendor, formaba parte del gran complejo de haciendas. Sobresale su acueducto de 500 metros y sus fachadas que se conservan casi intactas.

Hacienda de San Bartolo. Cuenta con un imponente aspecto de fortaleza. A pesar de su estado en ruinas, conserva la riqueza ornamental en madera.

Hacienda de Peñuelas. Se considera la más antigua, data de 1575, año en que se fundó Aguascalientes. Llegó a tener más de 7 mil hectáreas, albergando aproximadamente 500 trabajadores.

Hacienda de San Isidro Labrador. Fue una de las primeras haciendas ganaderas. A un costado del casco de la hacienda se levanta el templo del mismo nombre.

#MBPresent

Deja un comentario