El ocaso del Globo

Con 125 años de tradición  EL GLOBO se inició en pleno centro de la Ciudad de México, era un salón de té al estilo europeo, en donde se servía la pastelería preparada por  sus dueños; la familia Tenconi y fue desde sus inicios un gran éxito . A través de los años cambió de dueños y llegó a tener sucursales por todo el país, manteniendo una excelente calidad en todos sus productos.

Desafortunadamente eso ya no es asi. Desde hace unos 5 años presenciamos la caída de este titán de la industria.  Ya ni sus Garibaldis, ni sus empenadillas o merengues con crema son los mismos…

A principios de julio pasado apareció en You Tube un testimonio de 7 minutos, muy bien documentado sobre un señor que muestra frente a cámaras una empanadilla agusanada, que acababa de comprar en el Globo del Pedregal; el video unos días después curiosamente fue borrado.

Aunque se han hecho nuevos esfuerzos para hacer al modelo más comercial agregándole a varios de ellos un sector cafetería con mesas y sillas, no vemos que eso les haya ayudado…  Creo que todos esperamos volver a querer ir al Globo, pero para eso hará falta que recuperen la excelencia de sus productos!

Como dice Marco la calidad no está en el precio o la geografía sino que en el amor que nos lleva a hacer las cosas bien, y esto en la gastronomía es más valido que en casi cualquier otro negocio.

Deja un comentario