En Blog, Destinos Internacionales

Día de la Candelaria

En algún momento a todos nos ha tocado la figura del niño Dios en la rosca de reyes, inmediatamente pensamos en los tamales del día de la Candelaria. Pero, ¿Cuál es el origen de esta tradición?

Como la mayoría de nuestras celebraciones, es una mezcla de cultura, religión y valores. En el México prehispánico el 2 de febrero marcaba el inicio del año. Como ritual los indígenas ofrecían alimentos a los dioses para pedir un año con buenas cosechas, entre estos alimentos estaba el tamal, que desde entonces ha sido icono de tributo y festejo. Cuando comienza la evangelización de los pueblos indígenas se intercambia gradualmente esta celebración por el día de la Candelaria hasta quedar extinto el año nuevo indígena e incorporando al calendario católico a la Nueva España.

Originalmente el festejo viene de una costumbre judía la cual dicta que cuarenta días después del parto, la mujer tenía que acudir al templo a purificarse y al mismo tiempo a presentar al recién nacido. Posteriormente en el siglo IX, en Roma, se denomina día de la Candela, en la cual llevaban cirios al templo representando la misma idea de purificación y bendición.

Desde entonces se acostumbra celebrar la presentación del niño Dios, ofreciendo tamales en forma de tributo por tener la suerte de encontrar la figura en la rosca. No perdamos estas tradiciones que le dan sentido a nuestra cultura.

#MBbepresent 

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

You may also like

Cecilia Paredes, a flor de piel

Posted on 04/07/2013

Jimador

Festival Cultural de Tequila 2013!

Posted on 17/04/2013

Previous PostChocolate con chile, una tradición ancestral
Next PostMicroplane, no puede faltar en tu cocina!

No Comments

Leave a Reply