Cristal de Baccarat, un cristal con historia!

 

En 1764 el rey Luis XV de Franciaconcedió un permiso para fundar un taller de vidrio en el pueblo de Baccarat en la provincia de Lorena. Los primeros productos consistieron principalmente en vidrios para ventanas, espejos y copas, hasta 1816, cuando el primer horno para cristal fue instalado. En esta época, la compañía empleaba a más de tres mil personas.

Baccarat recibió su primer encargo real en 1823. Este evento fue el primero de una larga lista de encargos para la realeza y jefes de estado de todo el mundo.

Hacia 1860, la compañía comenzó a firmar sus productos con su hoy famosa firma (por eso es incierta la certificación de piezas anteriores a este año). La marca estaba grabada en la base del artículo. En el periodo comprendido entre 1846 y 1849. Baccarat marcó algunos de sus artículos de cristal más finos con la letra B y el año en que la pieza fue creada.

La producción de cristal se expandió en este periodo, y la compañía consiguió reputación mundial por su cristalería de gran calidad, candelabros y frascos de perfume, entre otros.

La era Imperial terminó en 1867, con la derrota de Napoleón III, esto implicó que tendencias externas a Francia comenzaron a tener fuerte influencia en los trabajos de Baccarat. En 1948 fundó una subsidiaria en Estados Unidos.

En 1993 Baccarat comenzó a diseñar joyería y en 1997 la compañía expandió sus operaciones hacia la industria del perfume. Y para el año 2007 existían tiendas de la compañía en una decena de ciudades estadounidenses.

Baccarat es hoy una empresa pujante que elabora objetos y cristalería de gran calidad. Su central sigue estando localizada en Baccarat, Francia. Para ver un historial de sus obras de arte pueden visitar el Museo Baccarat en la Place des États-Unis en París donde se muestran algunos de sus diseños históricos y más finos.

Tener un objeto o cristalería  de Baccarat  es un lujo absoluto y un placer incomparable!

#MBbepresent

 

Deja un comentario