Consejos para fumar un buen habano

  • En principio es muy importante definir los gustos de su paladar. Se aconseja iniciar con un tabaco liviano, seguir con uno mediano, otro de más cuerpo y finalmente, y si es para después de cenar, un cigarro de más cuerpo y con la presencia de alguna bebida gourmet
  • Se deben elegir aquellas vitolas (tamaño) que satisfagan su deseo. No es lo mismo elegir una Cuarta Corona (118 x 15 mms.) que dará una fumada de 1 hora que una Gran Corona (145 x 15,9 mms.) cuya duración puede estirarse hasta 2 horas.
  • Se debe cortar el cigarro por la parte de la cabeza. Debe hacerse en un diámetro no menor al 50% del lugar donde se encenderá. Ello permitirá que la “chimenea” tire. En caso de abrirse poco, los contenidos del tabaco se aglutinarán en la parte cerrada de la cabeza y con cada pitada percibirá gustos que nada tendrá que ver con la confección del habano.
  • Ahora, el encendido: Por regla general se utilizan fósforos de madera. No más de dos si son especiales para encender puros (7 cms.) ó tres si son los comunes. Nunca use los confeccionados de cera ni un encendedor de gas.
  • Al fumarlo… No se deben realizar pitadas largas. Deben ser cortas y el humo debe exhalarse luego de saborear el gusto. Tampoco deben de  ser demasiado seguidas, ni desesperadas. Un cigarro puede apagarse solo. Depende la humedad ambiente que haya y su estado de conservación.
  • Consumida la mitad del puro, viene el verdadero placer. Los aromas están aglutinados y el tabaco alcanzó su máxima expresión al fumarlo.

Te aseguramos que con estos consejos podrás disfrutar de un habano y todos los sabores y sensaciones que conlleva.

#enjoy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De mis colaboradores especiales.

Deja un comentario