Consejos para maridar tus alimentos

 

Una de las partes importantes para tener una cena ideal es la bebida, ya sea que cocines en casa o visites un restaurante, estos son unos consejos básicos para escoger un buen vino que armonice con tu platillo.

Para las entradas o aperitivos siempre es bueno comenzar con un vino ligero o espumoso, una regla básica del maridaje es ir de menor a mayor intensidad para no opacar al anterior e ir acostumbrando al paladar.

Si tu platillo es a base de productos del mar se recomienda escoger un vino blanco joven, ligeramente afrutado y con poca acidez. Variedades como Albariño, Riesling o Chenin son ideales para estos platillos. Los vinos rosados también suelen ser acompañamiento si se trata de atún o salmón.

Para carnes rojas y animales de caza, vinos tintos son lo ideal. Si es una carne grasa va mejor con un crianza, si es una preparación más compleja como estofados lo ideal es un reserva. Variedades como Garnacha y Syrah son los más accesibles al paladar.

Para los postres dependerá del ingrediente principal ya que el chocolate se acompaña perfectamente con un vino tinto tempranillo o rosado, salsas de frutos rojos maridan mejor con vinos rosados y espumosos;  la vainilla indiscutiblemente se disfruta mejor con un blanco afrutado o un cava.

Si no estás adentrado en el mundo de los vinos, busca el que más te agrade, independientemente de lo que digan los expertos sobre la calidad de la uva o sus características, el mejor vino es el que a ti te gusta.

#MBbepresent

Deja un comentario