¿Cómo organizar tu despensa?

Se dice que en medio del desorden se puede encontrar un orden, pero sin duda, mantener cada cosa en su lugar, o dedicarle un espacio, además de que puedes ubicar las cosas más fácilmente, denota disciplina, limpieza y buen gusto.

Porque se trata de alimentos, la alacena debe ser un lugar que preferentemente debe estar ordenado y, aunque a veces sea complicado, se le debe dar prioridad a su limpieza y cuidado. Te comparto unos consejos para lograrlo.

1. Límpiala

Saca todo lo que tienes dentro y limpia a conciencia cada rincón de la misma. Si lo consideras, puede ser un buen momento para remodelar, cambiar elementos o pintarla.

2. Dale un lugar

Agrupa por categorías todo lo que tienes y asigna un lugar de acuerdo al uso que le das. Lo más común debe estar al alcance de tus manos, como el azúcar, el café, o el chocolate en polvo, por ejemplo. Te recomiendo ubicar las cosas pesadas en la parte baja para evitar accidentes.

3. Mira la caducidad

Para evitar consumir alimentos caducados, siempre coloca hasta el frente o hasta arriba los que tengan una fecha de caducidad más próxima, así serán los primeros en usarse antes que los recién adquiridos.

4. Mayor visibilidad

Si tus anaqueles son largos, procura colocar a la vista todos los elementos para que nada quede perdido atrás. Además de que podrás consumir todo lo de tu alacena, evitarás que a largo plazo esos alimentos se conviertan en la casa de bichos que podrían dañar el resto de tus comestibles.

5. Usa envases adecuados

Si tienes elementos como condimentos que pueden secarse, u otros que pueden derramarse, puedes usar envases para almacenarlos. Además de que los protegerá, te permitirá generar más orden y espacio en la alacena. No olvides etiquetarlos.

Espero que estos consejos sean funcionales para mantener el orden en tu cocina y además, estos pueden ayudarte a organizar otros espacios de la casa, como el clóset y estantes de libros y documentos. Verás que el orden le dará otra vista a esos espacios.

Deja un comentario