Claves para un buen maridaje

Vinos blancos: combinan finamente con los pescados y es recomendable beberlos fríos.

Vinos tintos: su maridaje con las carnes rojas es excepcional, se les conserva a temperatura ambiente y en algunos casos de los enfría para bajarlos 1 o 2° grados según la persona que lo va a degustar.

Vinos espumantes y Champagnes: acompañan platos como ostras y caviar, ya sea vino espumante o champagne se sirve bien frío.

Tip: Si hemos elegido un plato pesado, tendremos que acompañarlo con un vino fuerte y de gran cuerpo para sentir su sabor. Si en cambio, hemos optado por un plato sencillo sin una destacada gama de sabores podemos jugarnos y degustar un buen vino que ponga a prueba nuestro paladar.

#MBbepresent

Deja un comentario