Ambéres

Ambéres

HACIENDO RECORRIDO POR Europa, ahora llegamos a Bélgica.

Seguramente pensará en Bruselas o Brujas, las dos ciudades más visitadas por mexicanos en este pequeño país europeo, sin embargo, por recomendación de varios amigos sibaritas, me decidí a visitar la ciudad de Amberes. La segunda en importancia económica del país y con mucho que ofrecer al viajero, aún siendo un destino pequeño. No es el “cuento de hadas” de Brujas, no es tampoco Bruselas, con las características de cualquier capital europea, pero sí me atrevo a decir que es la perfecta combinación de ambas. Así que, enjoy!

AMBERES.

Importante centro cultural de principios del siglo XVII y una de las ciudades comerciales más importantes del norte de Europa. Amberes es uno de los puertos más importantes de Europa gracias al río Escalda (Scheldt). La Estatua de Brabo y el Ayuntamiento de Amberes, Het Steen, el Castillo de Amberes, son algunas de las bellezas a visitar.

La Plaza Mayor de Amberes es un must por su belleza. La ciudad también es mundialmente famosa por su producción de diamantes en bruto, aproximadamente el 85% de la producción mundial. Las 35 mil personas que trabajan en el sector hacen que sea conocida como la “Capital Mundial de los Diamantes”.

DÓNDE DORMIR

CHÂTEAU DU LAC: Este castillo centenario se encuentra entre el lago de Genval y un gran parque. Ofrece habitaciones elegantes, insonorizadas, instalaciones de bienestar y wi-fi. Se encuentra en una zona tranquila e ideal para montar en bicicleta y pasear. Además, ofrece servicio de alquiler de bicicletas.

El bar salón Genval Les Bains combina la cocina gourmet con un ambiente moderno. El bar Kingfisher ofrece cerveza de barril.

LEOPOLD HOTEL: Se encuentra en el corazón de la ciudad, a la vuelta de la esquina de las famosas calles comerciales De Keyserlei y Meir. A pie, por el barrio del diamante y la zona de exclusivas boutiques y tiendas de lujo, así como muchas de las atracciones icónicas de Amberes y algunos de los mejores restaurantes.

 Servicio amable y eficiente, habitaciones elegantes y contemporáneas; cama deliciosa. Desayuno todas las mañanas, perfecto para tomar un aperitivo antes de explorar.

MAISON DELANEAU: El establecimiento está situado en el barrio suroeste en Amberes, a sólo 4 minutos a pie del centro de la ciudad. El hotel es sinónimo de lujo.

Para aquellos que deseen cenar o comer en el establecimiento, el restaurante les proporciona una carta con una selecta variedad de menús influenciados por la gastronomía local, los cuales sin duda vale la pena probar. El hotel ofrece un buen servicio de spa y se sirve el té de la tarde en su restaurante.

DÓNDE COMER

‘T FORNUIS: Tras las pesadas puertas de una casa de piedra del siglo XVI, este restaurante de dos estrellas Michelin es sin duda una de las mejores ofertas gastronómicas de la ciudad. El chef Johan Segers llega a su mesa para explicar cada plato si así usted lo desea, lo cual hace su experiencia más grata. No pierda la oportunidad de visitar su magnífica bodega, la cual contiene más de 4 mil botellas de vino.

SIR ANTHONY VAN DYCK: Ubicado en el corazón del parque de Vlaeykensgang de siglo XVI, cafés, restaurantes y apartamentos, este feudo prácticamente garantiza un ambiente agradable. Esto solía ser un restaurante con estrellas Michelin, hasta que el propietario y chef Marc Paesbrugghe se cansaron de permanecer en la carrera y decidieron hacer algo menos estresante. Reabierto como una brasserie, conserva un compromiso con la buena comida. Must: un plato de mariscos, el “waterzooi van staartvis”.

SCHADUW VAN KATHEDRAAL: Este atractivo restaurante en el centro de la ciudad se caracteriza por su tradicional cocina belga. Mejillones y anguila asumen varias formas y la carne de res también vale la pena.

La especialidad de la casa es la Bouillabaisse, que pretende ser para dos, pero es suficiente para alimentar a cinco. Si los precios aquí le parecen un poco exagerados, es probablemente debido a la ubicación; justo “a la sombra de la catedral.”

MUST PARA VISITAR

 Estos son algunas de las visitas imprescindibles:

  • Playa Mayor (Grote Markt): Bonita plaza con edificios renacentistas. En ella se encuentra el Ayuntamiento de Amberes y la fuente de Brabo, que ilustra los inicios de la ciudad.
  • Museo de Rubens: Casa y estudio de los últimos 29 años de vida de uno de los pintores barrocos más importantes del norte de Europa. La casa data del siglo XVII, por lo que es una visita de interés en sí misma.
  • Catedral de Amberes (Onze Lieve Vrouwe Kathedral): Su construcción comenzó en el siglo XIV y se extendió dos siglos. Es el mayor templo religioso de Bélgica.
  • Museo de los Diamantes: Contiene exposiciones de objetos y material audiovisual en los que se explica todo el proceso del diamante desde su extracción a su venta. w Castillo de Amberes: Aunque su nombre actual ya no es éste, Carlos V lo rebautizó como Het Steen (La Piedra), sigue siendo una de las visitas más interesantes de la ciudad.
  • Museo de Bellas Artes de Amberes: Este museo tiene una calidad muy similar al de Bruselas de la misma especialidad. Se encuentra ubicado en un edificio neoclásico del siglo XIX.
  • Groenplaats: Aunque no es tan magistral como Grote Markt, esta plaza está siempre muy animada y bien se merece un vistazo. Está situada junto a la catedral.

Imperdonable: comer el original waffle espolvoreado con azúcar glass o con Nutella.

Deja un comentario