Alcatraz: la historia detrás de los barrotes.

Ubicada en el corazón de la bahía de San Francisco, Alcatraz es el hogar de un sinnúmero de historias. También conocida como “La Roca”, ésta isla descubierta por el español Juan Manuel de Ayala en 1775, es hoy reconocida con el título de Parque Nacional y es, sin lugar a dudas, un punto de referencia turístico para quienes viajan a California.

La aventura comienza al embarcarse rumbo a la isla desde el muelle 33 del Fisherman’s Wharf. A lo lejos se puede mirar la arquitectura del lugar, con el emblemático foro, el primero de su tipo en la costa Oeste, inaugurado en 1854.

Tras estallar la guerra civil, Alcatraz fue utilizada como prisión para aquellos confederados que estaban en contra de la unión de la nación.

Años después, en 1933, fue reclamada por el Departamento de Justicia para convertirla en una Prisión Federal con el fin de resguardar en ella a reclusos de alta peligrosidad. Se creía que trasladarlos ahí era la mejor opción ya que consideraban imposible cruzar las heladas aguas de la bahía presuntamente infestadas de tiburones.

En 29 años de uso, se dice que sólo tres personas, de 36, lograron escapar con éxito. Se trata de los hermanos Clarence y John Anglin, que junto con Frank Morris pasaron meses cavando un túnel con ayuda de unas cucharas afiladas para huir la noche del 11 de junio de 1961 supuestamente montados en una balsa inflable que crearon con impermeables. De acuerdo con información del FBI, se estima que lograron llegar a la costa y aunque se les buscó exhaustivamente, nunca fueron hallados.

Otro de los presos famosos que estuvo recluido ahí fue el gánster italoamericano Al Capone, enviado a ‘La Roca’ tiempo después de ser condenado y enviado a una prisión en Atlanta, ya que logró seguir con el manejo de sus negocios. Al llegar a la isla estuvo estrictamente vigilado y tenía prohibido todo tipo de contacto con el exterior. Autoridades decidieron liberarlo en 1939 debido a un alto estado de demencia, consecuencia de la sífilis que padecía desde joven.

A principios de la década de los sesenta, debido al alto costo que representaba para el gobierno mantener esta prisión, se decidió clausurarla definitivamente el 21 de marzo de 1963. La isla permaneció vacía por seis años hasta que, bajo un decreto gubernamental, un grupo de nativos americanos la reclamara durante 18 meses.

En la actualidad, Alcatraz es uno de los puntos turísticos obligados para quienes vacacionan en San Francisco, atraídos por el misterio y las leyendas que se esconden en su museo.

Deja un comentario