Propiedades y usos del Jengibre

Propiedades y usos del Jengibre

By Ana Paula Carral.

Esta raíz picante es conocida por su capacidad para sanar los malestares estomacales y aliviar las náuseas. Su componente activo, gingerol, es un pariente de la capsaicina y de la piperina que se encuentra en los chiles picantes. Los estudios demuestran que sus aceites volátiles tienen propiedades anti-inflamatorias similares a los de los AINEs (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) por lo que puede ayudar a aliviar los síntomas de los resfriados, gripe, dolores de cabeza y dolores menstruales.

El jengibre reduce la inflamación y disminuye el dolor, por lo que puede reducir la ingesta de medicamentos en casos de osteoartritis.

También los estudios demuestran que puede aliviar las náuseas del embarazo, el mareo y las náuseas causadas por la quimioterapia y las de después de una cirugía.

Protege y cura el intestino, acelera el movimiento de los alimentos a través del tracto gastrointestinal y reduce los gases, hinchazón y calambres. También despierta las papilas gustativas.

El jengibre fresco no solo es superior en sabor, sino que también contiene mayores niveles de componentes activos, tales como gingerol y zingibain. Hay que almacenar en un lugar seco.

Hay que buscar las raíces jóvenes que son de color rosa pálido ya que estas no necesitan ser peladas, son más jugosas, y tienen un sabor más suave.

TIP: La mejor manera de pelar el jengibre es con una cucharita (en vez de usar un pelador de verduras), raspando suavemente la piel hacia a fuera.

¿Cómo usar el jengibre?

Puedes hacer un Jarabe calmante para dolores de garganta y congestión

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de jugo de jengibre
  • 10 gotitas cúrcuma
  • Pizca pimienta negra
  • 1 cucharadita de miel y vinagre
  • 3 cucharadas de agua

Utilizar según sea necesario.
Una manera fácil de sacar el jugo es rallar la raíz y exprimir el jugo.

También puedes hacer un té:

Mezcla 1 cucharadita de jengibre fresco rallado, el jugo de medio limón y 1 cucharadita de miel en una taza y añade agua hirviendo. Tómalo en los primeros síntomas de resfriado o gripe, o para la indigestión o náuseas.

Deja un comentario