DORMIR CON CALIDAD

DORMIR CON CALIDAD

Hoy día, los avances en la ciencia y la tecnología ayudan a optimizar y organizar nuestros tiempos y recursos: nos comunicamos, trabajamos y desplazamos más fácil y rápidamente. Sin embargo, esta dinámica lleva implícita la exigencia de un mejor desempeño en todo lo que hacemos. De ahí la importancia no solo de una alimentación balanceada y de practicar como mínimo media hora de ejercicio físico diariamente, sino también de dormir y hacerlo con calidad.

Aunque probablemente todos podemos afirmar que por lo general dormimos bien, la realidad es otra. De acuerdo a recientes estudios científicos, alrededor del 45% de la población a nivel mundial ha tenido en algún momento problemas relacionados con el sueño, ya sea para conciliarlo, por despertar a intervalos en la noche o experimentar somnolencia durante el día. La repetición periódica de uno o más de esta clase de episodios puede generar consecuencias más graves para la salud, tales como obesidad, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión y aumento en el riesgo de sufrir un infarto; a pesar de ello solo una tercera parte de la población reconoce haber acudido al médico (1).

Para detectar a tiempo este problema, en Voy al Doc http://voyaldoc.com, desde la comodidad de la casa o la oficina, podemos programar una cita con médicos especialistas en el tema; además es posible acceder a una extensa red de médicos y noventa especialidades diferentes, consultando al mismo tiempo las opiniones de miles de usuarios que ya acudieron a consulta como pacientes, sobre el servicio que cada uno de ellos recibió.

VoyAlDoc2

Recordemos que el dormir es una condición de vida indispensable para el ser humano pues actúa como regulador de muchas funciones a nivel fisiológico y neurológico. Cambios abruptos en el estado de ánimo (irritabilidad, nerviosismo, mal humor, ansiedad, tristeza); dolor de cabeza, cansancio excesivo, lentitud en los reflejos, falta de concentración, somnolencia e incluso estrés, entre otros, son efectos inmediatos de la falta de horas de sueño y que con toda seguridad hemos vivido en más de una ocasión.

Es en este sentido que cuando hablamos de dormir con calidad nos referimos a alcanzar un estado de relajación y descanso reparador que permita a nuestro cuerpo recuperar la energía necesaria para funcionar de manera adecuada. He aquí algunos consejos prácticos que pueden ayudarnos a lograr una mejor calidad en el sueño:

  • Identificar patrones individuales de sueño: Por lo general es recomendable dormir al menos 8 horas al día, no obstante varios expertos coinciden en señalar que esta no es una regla a seguir al pie de la letra todos los casos, pues mientras para algunas personas 6 horas son suficientes, para otras pueden ser necesarias 10 horas o más (especialmente durante la infancia). Si bien los patrones del sueño suelen cambiar con la edad, esto tampoco es regla, pues en mucho dependen del estilo de vida y actividades cotidianas de cada persona.
  • Establecer horarios fijos: Se aplica tanto para las comidas y la práctica de ejercicio, como para dormir por las noches y levantarse al día siguiente (incluso en fines de semana); es muy importante mantenerlos en la medida de lo posible. Para quienes están habituados a las siestas, se recomienda que éstas sean máximo de media hora.
  • Cuidar el entorno para dormir: Ello implica procurar un ambiente tranquilo, oscuro, bien ventilado y sin ruidos en nuestra habitación. Por lo tanto, siempre debe evitarse el uso de aparatos electrónicos (televisión, teléfono celular, computadora, etcétera), así como leer antes de dormir.
  • Evitar hacer ejercicio, fumar e ingerir alimentos o líquidos (especialmente aquellos que contienen cafeína o alcohol), al menos un par de horas antes de ir a acostarse.
  • Relajarse y pensar en cosas positivas: Quizá en ocasiones sea difícil, pero es indispensable esforzarnos por dejar a un lado nuestras preocupaciones cotidianas. Un ejercicio útil es anotar en una libreta los pendientes a resolver al día siguiente y acostarse con la mente puesta en alguna situación o en algún lugar que nos resulte especialmente agradable (por ejemplo, recrear la sensación de paz que provocan las olas del mar o un atardecer).
  • Hay que considerar que ciertos medicamentos de uso común (homeopáticos y naturistas inclusive) pueden afectar la calidad del sueño. Sobre los efectos de estos y de las típicas pastillas para dormir, es mejor programar tu cita con médicos especialistas desde tú casa con Voy al Doc, ya que nadie mejor podrá hacer un diagnóstico que un doctor/a sobre la dificultad para dormir y decidir la conveniencia o no de prescribir algún tipo de medicamento.

VoyAlDoc1

(1). Sueño reparador, respiración estable en cuerpo sano. Santiago Ayala Victoria; Valencia Flores Matilde; Reséndiz García Montserrat; Castaño Meneses Alejandra; Cantú Brito Carlos G.; García Ramos Guillermo. Clínica de Trastornos del Dormir, Departamento de Neurología y Psiquiatría, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán; Laboratorio de Trastornos del Dormir, Facultad de Psicología, UNAM; Maestría en Trastornos del Dormir, Facultad de Psicología, UNAM. 14 de marzo 2014, Día Mundial del Sueño, México, D.F.

Deja un comentario